Liga de Oración


Liga de oración del Beato Carlos de Austria
para la Paz entre las Naciones


Este es el sitio Internet  oficial en español de la Liga de Oración  del Beato Emperador Carlos de Austria para la paz entre las naciones. Con sede en Austria, la Liga de Oración también está presente en Hungría, República Checa, Alemania, Luxemburgo, Polonia, Italia, Francia, Bélgica, Portugal, Malta, Estados Unidos y Canadá y México!

Una de las tareas de la Liga de Oración del Beato Emperador Carlos de Austria es el apoyo a la causa de canonización del Beato Emperador Carlos de Austria. Agradeceremos nos señale las gracias concedidas por la intercesión del Beato Carlos de Austria ! La beatificación en 2004 ya fue una gran alegría para todos nosotros. Es nuestra misión de convencer a más y más gente que dirija sus oraciones al emperador Carlos por la sanación de cuerpo y alma,  dificultades familiares y por la paz entre las naciones.

No dude en solicitar su admisión en la Liga de Oración  para ayudarnos a difundir el conocimiento y la devoción al Beato Carlos de Austria. Su vida y virtudes son fuentes de inspiración para los hombres y mujeres de todos ambítos, católicos, esposos y padres, soldados, políticos y jefes de estado. Su canonización es muy necesaria en nuestro mundo post-moderno!

En nuestra sociedad en la que muchos ya no creen en Dios, necesitamos la fe profunda del Beato Carlos de Austria. En una época en que el mundo es indiferente a los pobres y necesitados, necesitamos al Beato Emperador Carlos como ejemplo de caridad. Cuando el aborto y la eutanasia son tan frecuentes, necesitamos la compasión del Emperador Carlos de Austría por la vida humana. Cuando el número de parejas que cohabitan sin el beneficio del matrimonio está aumentando, necesitamos el ejemplo de Carlos de Austria sobre el matrimonio cristiano. Cuando el divorcio es tan frecuente y los padres ausentes son demasiado común, necesitamos el ejemplo del  amor inquebrantable de Carlos por su esposa y sus hijos. En los países donde los políticos se basan en encuestas para crear sus políticas en lugar de principios éticos y morales, necesitamos la convicción moral del emperador Carlos de Austria. Cuando los políticos buscan un cargo para beneficio personal, necesitamos la generosidad del rey Carlos de Hungría y Bohemia. Donde los políticos católicos votan en contra de la doctrina moral y social católica y en contra de su conciencia con el fin de mantenerse en el poder, necesitamos la fidelidad a las enseñanzas de Dios y su Iglesia expuestos por el Beato Carlos de Austria. Donde se hacen las leyes para atraer a los grupos de presión ricos en lugar de personas comunes, necesitamos el ejemplo de amor y preocupación por Carlos de Austria para las personas de todas las razas y clases sociales. Donde la guerra, la lucha, la discordia y el conflicto abundan, necesitamos la pasión por la paz del último monarca de la Casa de los Habsburgo. Cuando millones de seres humanos sufren de enfermedades y dolencias, necesitamos el ejemplo del Beato Carlos, quien superó  todas las pruebas y tribulaciones con las palabras: “Hágase tu voluntad”

Beato Carlos de Austria, ruega por nosotros!

La Liga de Oración invita cordialmente a nuevos miembros

El archiduque Carlos de Austria recibió una educación católica concienzuda y fue apoyado espiritualmente desde su infancia por las oraciones de un grupo de personas. En efecto, una monja religiosa estigmatizada,  Madre Vicencia Fauland, había profetizado que el Beato Carlos sufriría mucho y sería atacado.

Después de la muerte del Emperador Carlos, este grupo se constituyó en la Liga de Oración del Emperador Carlos de Austria para la Paz entre la Naciones y presentó la causa para su canonización en 1949. Tiene reconocimiento eclesiástico desde 1963 como una comunidad de oración.

A través de su vida y de su muerte, el Emperador Carlos ha fomentado y reforzado la fe de muchas personas. Inspirada por su espiritualidad, la Liga de Oración del Emperador Carlos de Austria para la Paz entre la Naciones sigue sus oraciones hasta el día de hoy.